USO DE COOKIES: Esta web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando entendemos que da su consentimiento a la aceptación de nuestra Política de cookies

Acepto

Requisitos legales para el ejercicio privado de la profesión de Psicólogo

EL EJERCICIO PRIVADO DE LA PROFESIÓN DE PSICÓLOGO CONLLEVA EL CUMPLIMIENTO DE LOS SIGUIENTES REQUISITOS LEGALES:
1) INCORPORACIÓN AL COLEGIO OFICIAL DE PSICÓLOGOS.
2) PRESENTACIÓN DEL MODELO 037:DECLARACIÓN CENSAL SIMPLIFICADA DE ALTA, MODIFICACIÓN Y BAJA EN EL CENSO DE EMPRESARIOS, PROFESIONALES Y RETENEDORES. ORGANISMO: AGENCIA TRIBUTARIA.
3) ALTA IAE: ALTA EN EL EPÍGRAFE 776 PARA EL EJERCICIO DE PARA LA ACTIVIDAD PRIVADA DEL PSICÓLOGO. AGENCIA TRIBUTARIA.

4)ALTA RÉGIMEN ESPECIAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL (RETA) (AUTÓNOMOS). SEGURIDAD SOCIAL.

5) OBLIGATORIEDAD DE FACTURAR.

6)LIQUIDACIÓN DE IMPUESTOS: TRIMESTRALES (MODELO 130) RETENCIONES (MODELO  111) .

7)RETENCIONES ¿CUÁNDO ES OBLIGATORIO PRACTICARLAS Y EN QUE PORCENTAJE?

8)CUANDO EL PSICÓLOGO REALICE ACTIVIDADES DE CARÁCTER SANITARIO, SU ACTIVIDAD ESTARÁ EXENTA DE IVA.

9) ANUALMENTE ES OBLIGATORIO HACER LA DECLARACIÓN DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS. 

10)LICENCIA MUNICIPAL DE ACTIVIDAD: EXENCIÓN. REQUISITO DE COMUNICACIÓN PREVIA AL AYUNTAMIENTO.

11)ALTA PROTECCIÓN DE DATOS. AGENCIA ESTATAL PROTECCIÓN DE DATOS.

12) SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL.

13) OBLIGATORIEDAD DE LLEVANZA DE UN REGISTRO DE PROFESIONALES SANITARIOS  POR PARTE DE LOS CENTROS SANITARIOS.

14) REGISTRO SANITARIO (RES).

15) REGISTRO PUBLICIDAD SANITARIA.

Pasamos a desarrollar, detalladamente, cada uno de los requisitos legales para el ejercicio privado de la profesión de psicólogo.

 

I) INCORPORACIÓN AL COLEGIO OFICIAL DE PSICÓLOGOS.

Esta obligación viene dada por el artículo 6 de la Ley 6/1999, de 4 de noviembre, de los Colegios Profesionales de la Región de Murcia y el artículo 10 de los Estatuto del Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia, que establecen la incorporación obligatoria al mismo a todos aquellos profesionales que pretendan ejercer la Psicología.

 

II) PRESENTACIÓN DEL MODELO 037: DECLARACIÓN CENSAL SIMPLIFICADA DE ALTA, MODIFICACIÓN Y BAJA EN EL CENSO DE OBLIGADOS TRIBUTARIOS

Quienes vayan a realizar actividades deben solicitar, antes del inicio, su inscripción en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores. Se debes comunicar a Hacienda la actividad o actividades a las que como autónomo te vas a dedicar, a elegir de la lista de epígrafes del IAE (Impuesto de Actividades Económicas), tanto cuando te des inicialmente de alta como en cambios posteriores.

En este impreso hay que reflejar los datos identificativos, las causas de presentación del impreso (alta, modificación o baja), declaración de la actividades a realizar (en la sección segunda y el epígrafe del IAE que corresponde a la actividad de Psicología que es el 776), datos referentes a IVA (está exenta de IVA la actividad sanitaria), datos relacionados con el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (procede el alta en el régimen de estimación directa simplificada) y datos en relación con las retenciones que el profesional tendría que hacer de IRPF en el caso de que tenga contratados trabajadores o colaboradores, ingresando dichas retenciones trimestralmente por el modelo 110.

 

III) IMPUESTO SOBRE ACTIVIDADES ECONÓMICAS (IAE).

El IAE grava a las personas físicas (autónomos), personas jurídicas (sociedades) y entidades sin personalidad jurídica (sociedades civiles y comunidades de bienes) que realicen, en territorio nacional, actividades empresariales, profesionales.

Como autónomo estarás exento del pago del IAE; actualmente sólo tienen que pagarlo las entidades que tributen por el Impuesto de Sociedades o del Impuesto de la Renta que tengan un importe neto de la cifra de negocios superior a 1.000.000 de euros.

Consejos para elegir tu epígrafe IAE:

Ten en cuenta que la selección del epígrafe de IAE tiene diversas implicaciones fiscales, es un tema delicado que te condicionará en el futuro, por lo que te recomendamos contar con el apoyo de tu asesor para que estudie bien el epígrafe que más te conviene, ya que en muchos casos no es tan sencillo como parece y hemos vistos demasiados autónomos que lo han hecho mal y eso luego ha traído complicaciones.

Las principales implicaciones fiscales son:

·         El tipo de IVA aplicable a la actividad o actividades que selecciones (4%, 10%, 21% o exención). En la actividad del psicólogo, al tener carácter sanitario está exenta de IVA.

  • Las actividades profesionales deben aplicar en sus facturas una retención del IRPF del 15% cuando facturen a empresas y otros profesionales. Es opcional reducirlo al 7% en los tres primeros años de funcionamiento.

·        Para simplificar tu declaración lo recomendable es elegir una sola actividad Si eliges más de una actividad trata de que tengan los mismos regímenes fiscales de IVA e IRPF.

·         

 IV) ALTA EN LA SEGURIDAD SOCIAL

En un plazo de 30 días desde que te des de alta en Hacienda deberás darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social. Para ello tendrás que presentar el modelo TA0521 en alguna de las administraciones de la Seguridad Social junto con fotocopia del DNI o equivalente y fotocopia del alta censal en Hacienda en el modelo 037. En el caso de una comunidad de bienes, deberás aportar copia del contrato suscrito entre los socios comuneros, y si te das de alta como socio de una sociedad, original y copia del documento de constitución de la sociedad.

 

Autónomos que no llegan al salario mínimo

 

Una problemática bastante extendida es la de aquellas personas que ejerciendo una actividad por cuenta propia, dudan entre hacerse autónomos o no darse de alta debido a su bajo nivel de ingresos, lo que impide que les compense pagar la cuota de autónomos y  a veces los impuestos, optando generalmente por permanecer en la economía sumergida y con la duda de si están cometiendo un delito o nadie se va a preocupar por eso.

Se pueden identificar cuatro situaciones que son las que habitualmente generan la duda sobre si hacerse autónomo o no:

  • Personas que trabajan por cuenta propia a tiempo parcial o bien un determinado número de horas o bien algunos ratos sueltos a la semana o al mes. En ocasiones estas personas también tienen un trabajo por cuenta ajena.
  • Autónomos mal pagados por sus clientes, en muchos casos un único cliente que le “impone” ser autónomo para ahorrarse los costes de seguridad social que tendrá en caso de contratarle.
  • Autónomos que emprenden, optan por hacerse autónomos y a los que va a llevar unos meses alcanzar el punto de equilibrio, es decir, el nivel de ventas necesario para que su negocio sea viable económicamente.
  • Autónomos cuyos negocios atraviesan una situación de crisis o declive.
  • Autónomos discontinuos, que desarrollan su actividad sólo unos meses al año.

¿Qué dice la Seguridad Social?

La legislación de la Seguridad Social establece como norma que estás obligado a darte de alta en autónomos si realizas de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción a contrato.

El problema surge porque la obligatoriedad de darse de alta en autónomos es independiente del nivel de ingresos y del tiempo dedicado a esa actividad. Lo que prima es que sea una actividad por cuenta propia y que se realice de forma habitual. Lo que ocurre es que, el concepto "habitual" es estricto, ya que se considera habitual tanto al que dedica 50 horas a la semana a su negocio como al que da unas clases en una academia dos tardes a la semana. Para una tienda a pie de calle el sólo hecho de abrir ya implica que se considere habitual y lo mismo podría aplicar para un negocio online, aunque en este caso es más difícil de demostrar.

¿Absurdo? Puede ser, desde luego es una normativa que probablemente con objeto de evitar la picaresca, consigue dejar en la economía sumergida a la mayoría de personas que trabajan por cuenta ajena y se encuentran en las situaciones anteriormente descritas.

El Salario Mínimo y los autónomos

 

Afortunadamente el 29 de octubre de 2007 el Tribunal Supremo dictó una sentencia que ha sentado jurisprudencia y establecíendo en la misma que “…la habitualidad hace referencia a una práctica de la actividad profesional desarrollada no esporádicamente sino con una cierta frecuencia o continuidad…pero las dificultades virtualmente insuperables de concreción y de prueba de las unidades temporales determinantes de la habitualidad han inclinado a los órganos jurisdiccionales a aceptar también como indicio de habitualidad al montante de la retribución… la superación del umbral del salario mínimo percibido en un año natural puede ser un indicador adecuado de habitualidad…”.  

 

En definitiva lo que viene a afirmar la sentencia de 29 de octubre de 1997, en lo que respecta a los subagentes de seguros, es que no se puede apreciar el requisito de habitualidad cuando, a falta de otros indicios, los ingresos obtenidos por dicha actividad no superen el umbral del salario mínimo interprofesional y, por lo tanto, al no reunir los requisitos establecidos en el art. 2 del Decreto 2530/1970, no existe obligación de darse de alta y cotizar en el RETA. Obligación que sólo surgirá, entonces sí, en el momento en que sus ingresos superen dicho umbral.

 

Hay que señalar, por otra parte, que la doctrina jurisprudencial establecida por la sentencia de 29 de octubre de 1997 no es de exclusiva aplicación a los subagentes de seguros sino que puede extenderse a otras actividades económicas. Son escasos los ejemplos que podemos encontrar en la jurisprudencia pero existen. Voy a citar, entre otras sentencias, una sentencia muy interesante para los psicólogs y es la  siguiente:

 

Psicóloga (sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Burgos, de 17 de septiembre de 2002). La actora trabaja por cuenta ajena como psicóloga para Servicio de Salud, con alta en el Régimen General de la Seguridad Social, y durante unos años estuvo ejerciendo además como psicóloga a título particular.

Se acredita que durante esos años el rendimiento de su actividad privada fue negativo, siendo siempre mayores los gastos que los ingresos, por lo que aplicando la doctrina establecida por la sentencia de 29 de octubre de 1997, no se aprecia la concurrencia del requisito de la habitualidad, por lo que no procedía el alta en el RETA.

 

Desde entonces son bastantes los casos de autónomos que al ser sancionados han recurrido y han conseguido que los jueces les den la razón al haber demostrado unos ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional.

Ahora bien, al tratarse de jurisprudencia y no de normativa hay que tener cuidado.

Ya en 2011 en una visita a la Seguridad Social me confirmaron que este es un asunto en el que existe una laguna normativa que alimenta la picaresca y un cierto  (dejar hacer) de la Administración y la Inspección de Trabajo. Pero es algo que queda a su criterio. Y hay precedentes de sanciones, porque no existe un criterio claro y único.

Y claro, aunque la jurisprudencia esté de tu lado, si te sancionan sufrirás el consiguiente perjuicio económico, pues  tendrás recurrir y eso siempre supone algunos costes.

Además, en los últimos dos años mientras a algunos usuarios les han dicho, en sus Administraciones de la Seguridad Social, que si no llegan al SMI no hay problema, a otros les han dicho lo contrario, así que cuidado.

En todo caso, la entrada en vigor de la tarifa progresiva, en la que empiezas pagando 50 euros, ha reducido el coste de ser autónomo en el primer año y medio.

Sanciones por no estar de alta como autónomo

En el caso de que la Seguridad Social decida sancionarte, tendrás que pagar todas las cuotas pendientes desde que tengan constancia de que empezaste a ejercer la actividad más un recargo adicional del 20%. Así que si sólo te diste de alta en Hacienda, ten en cuenta que la fecha de alta en Hacienda puede volverse en tu contra.

¿PUEDO FACTURAR SIN DARME DE ALTA EN AUTÓNOMOS?

Para poder emitir una factura legalmente, es necesario cumplir dos requisitos:

  • Alta en Hacienda mediante la presentación del alta censal (modelo 036 o 037), sin coste económico. Aunque ello obligará a preparar las declaraciones de IRPF e IVA que te puedan corresponder.

Si no cumples estos requisitos y trabajas por cuenta propia, estarás engrosando la economía sumergida, incidiendo en la menor recaudación del estado y en la competencia desleal que supone frente a aquellos otros autónomos y pymes que sí que cumplen con sus obligaciones legales.

¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

Es recomendable evitar a toda costa trabajar “en negro”. Con la economía sumergida corremos el riesgo de ser localizados o de que alguien nos denuncie y, por tanto, debamos pagar una cuantiosa sanción. En concreto, todas las cuotas pendientes desde que empezamos a ejercer la actividad, con un 20% de recargo más los intereses y sin la posibilidad de acogernos a ninguna bonificación.

Por eso, aconsejamos pensarse muy bien ser autónomo, aunque los ingresos sean bajos. Por parte de la Administración, queda claro que una cuota de la Seguridad Social progresiva reduciría este tipo de prácticas. Sin embargo, mientras la situación se mantenga como hasta ahora, lo más recomendable es darse de alta en el RETA o negociar un contrato laboral, en el caso de que trabajamos para un único cliente.

Si nos decidimos por ser autónomos, antes de nada hay que analizar las ayudas a las que podemos acogernos. Hoy en día, todos los que se hagan emprendedores por primera vez pueden beneficiarse de la tarifa plana de la Seguridad Social, que fija en 50 euros los primeros 6 meses, con un incremento progresivo hasta llegar a los 264,44 euros. A ello hay que añadir la posibilidad de compatibilizar el paro con el trabajo como autónomo, algo que antes no estaba permitido. Otro consejo es investigar acerca de las subvenciones que se ajustan a nuestro perfil.

En el caso de que estas opciones no encajen con nuestra actividad, podemos decidirnos por alguna de las siguientes:

  • Negociar un contrato laboral: en muchas ocasiones, especialmente cuando trabajes como autónomo dependiente para un único cliente,  la mejor  forma de cumplir con la legalidad es tratar de convencer al empresario de que te haga un contrato laboral temporal por obra o servicio o a tiempo parcial, aunque tengas que renunciar a una parte de tus ingresos para que quien te contrata la dedique a pagar a la seguridad social. No es fácil, pero puede merecer la pena intentarlo.
  • Darse de alta con una cuota bonificada: no sirve para todo el mundo pero desde la aprobación de la ley de Emprendedores muchos autónomos nuevos se vienen beneficiando de la tarifa plana de 50 euros o de unas bonificaciones del 50% en casos de pluriactividad. Unas medidas que tratan de facilitar la cotización durante los primeros años de actividad y que te pueden servir para cumplir con la legalidad y aguantar más tiempo hasta ver si tu actividad realmente funciona.
  • Concentrar facturas y darse de alta algunos meses: consiste en darse de alta y de baja alternativamente en unos pocos meses o incluso días (por ejemplo el último mes de cada trimestre o semestre), agrupando todas tus  facturas en ese periodo, para lo que conviene ponerse de acuerdo previamente con el cliente y establecer si fuera necesario un sistema de seguimiento del trabajo realizado al margen de la contabilidad. Suele ser conveniente que el objeto de las facturas sea genérico y no haga referencia a fechas concretas de realización de trabajos. A partir de un cierto volumen de ingresos anuales, que podemos cifrar en algo menos de 10.740 euros (SMI + cuota de autónomos), es una práctica peligrosa, ya que una cadena prolongada de altas y bajas puede provocar una inspección, por lo que hay que asumir el alta en autónomos de manera permanente. Aunque si te atienes a la jurisprudencia y coges la cifra del SMI como límite, deberías cotizar a partir de 9.080 euros de facturación anual.
  • Alta de temporada: en el caso de los autónomos discontinuos, cuyo trabajo se concentra en unos pocos meses, deberán darse de alta durante esos meses, por ejemplo los meses de verano en el caso de un chiringuito en la playa. Para no hacerlo tendrán que justificar muy bien un nivel de ingresos claramente inferior al SMI mensual. Y como ya hemos dicho, si se trata de un negocio abierto al público a pie de calle, siempre deberán estar dados de alta.
  • Facturar a través de un tercero (Freelance)
  • Darse de alta sólo en Hacienda: esta opción supone cumplir con la mitad de tus obligaciones, las relacionadas con Hacienda. Te permite facturar con tu NIF y pagar los impuestos vinculados a tus ingresos, algo que recomendamos siempre para evitar posibles sanciones de Hacienda, que pueden llegar a ser bastante. Tiene el inconveniente de que te obliga a presentar declaraciones trimestrales  y muchas veces también de IRPF y retenciones, con el consiguiente coste en tiempo y/o dinero (asesor).  

Si transcurrido un tiempo y al crecer tus ingresos quieres darte de alta en la Seguridad Social, deberás darte de baja antes en Hacienda y dejar transcurrir algo de tiempo antes de volver a darte de alta. Y es que a partir del 2015 se ha detectado un mayor cruce de información entre ambos organismos y que la Seguridad Social muchas veces pide la cotización desde la primera fecha de alta. 

  • “Actividad Secundaria”: esta situación se produce cuando la actividad realizada no es tu actividad principal, sino secundaria (en ingresos y tiempo), al trabajar también por cuenta ajena. Es un caso similar al anterior, por lo que sólo te darás de alta en Hacienda y cumplirás con la mitad de tus obligaciones. Sólo que Hacienda verá que cotizas a la Seguridad Social, aunque sea en el Régimen General.  Y mientras tu actividad como autónomo no alcance el salario mínimo interprofesional tendrás ciertas opciones de no ser sancionado en caso de inspección por la Seguridad  Social (aunque esto no está reconocido en ninguna normativa, tan sólo existe la mencionada jurisprudencia).

 Y recuerda que si la actividad es secundaria pero genera ingresos superiores al SMI, acabarás en una situación de pluriactividad, con un contrato por cuenta ajena y pagando a la vez tu cuota de autónomos.

  • Permanecer en la economía sumergida: es una opción a evitar, ya que supone mantenerse en la ilegalidad al no darse de alta ni en Hacienda ni en Seguridad Social, corriendo el riesgo de que una u otra entidad te localice y sancione y ejerciendo una competencia desleal a los que sí que están dados de alta. Si lo haces, debes medir el riesgo, es difícil que te localicen si sólo haces un pequeño trabajo puntual (no habitual) de pequeña cuantía, si no haces publicidad, si tus competidores no te conocen (de manera que no puedan denunciarte), si trabajas desde casa y no se te puede localizar (lo que reduce el riesgo de que aparezca un inspector de trabajo) o si todos tus clientes son particulares que no te piden factura. Aun así, nuestro consejo es que sólo optes por esta opción si tus ingresos son realmente muy bajos.

 

V) OBLIGATORIEDAD DE FACTURAR

 

Como profesional autónomo estás obligado a expedir y entregar factura, u otros justificantes, por las operaciones que realizas durante tu actividad. No olvides que siempre tienes que conservar una copia del documento que entregues.

 

Qué datos debe contener una factura?

1.- Identificar al profesional que la emite: Nombre y dos apellidos, domicilio y NIF. En el caso de ser una sociedad, serán los datos de ésta)

2.- Identificar al cliente: Nombre y dos apellidos, domicilio y NIF. (En el caso de ser una sociedad, serán los datos de ésta)

3.- Fecha de la factura.

4.- Número de factura.

5.- Concepto.

6.- Importe antes de impuestos (Base Imponible).

7.- En el caso de llevar IVA, porcentaje y cuota. En el caso de la actividad del psicólogo, siempre que sea de carácter sanitario, estará exenta de IVA y  deberá indicarse el siguiente texto:" Operación exenta según lo dispuesto en el artículo 20.uno.3 de la Ley 37/1992, del IVA".

8.- En el caso de llevar retención de IRPF, porcentaje y cuota.

Veamos con un ejemplo cómo hacer una factura:

Un profesional de la psicología que presta un servicio sanitario y hace una factura al paciente. A la base imponible no se le suma el IVA al tener carácter sanitario la prestación pero sí se le restaría una  retención de IRPF del 15% si se le factura a un Organismo o Entidad con personalidad jurídica (no se aplica retención cuando se factura a personas físicas, como ya hemos dicho).

 

Los modelos de factura serían los siguiente según facturemos a personas físicas (sin retención) ó a personas jurídicas (con retención):

 

MODELO DE FACTURA SIN RETENCIÓN

MODELO DE FACTURA CON RETENCIÓN

 

VI) CADA TRIMESTRE NATURAL ES NECESARIO HACER UN PAGO FRACCIONADO, CUMPLIMENTANDO EL IMPRESO MODELO 130 ( TRIMESTALES)

 

El modelo 130 deberá ser utilizado por los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (personas físicas o miembros de  comunidades de bienes o sociedades civiles que tributen en IRPF) que ejerzan actividades económicas y que calculan su rendimiento neto (su beneficio) con arreglo al método de estimación directa, tanto en la modalidad normal como en la simplificada.

 

En el caso de sociedades civiles y comunidades de bienes, el pago fraccionado y la declaración anual correspondiente a los rendimientos obtenidos, se efectuará por cada uno de los socios en proporción a su participación en el beneficio de la entidad en régimen de atribución de rentas.

 

¿Cuándo se presenta el modelo 130?

El modelo 130 se presenta de forma trimestral, en los siguientes plazos:

·         Primer trimestre: del 1 al 20 de abril, ambos inclusive.

·         Segundo trimestre: del 1 al 20 de julio, ambos inclusive.

·         Tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre, ambos inclusive.

·         Cuarto trimestre: del 1 al 20 de enero, ambos inclusive.

 

Se trata de declaraciones acumulativas, de tal manera que cada trimestre se está declarando el rendimiento neto desde el 1 de enero hasta el trimestre en el que se hace la declaración incluido. Ese rendimiento neto se halla restando de los ingresos recibidos los gastos en el que se encuentre incluido el sujeto pasivo. Al rendimiento neto obtenido se le aplica un 20%, al cual se le deben deducir las cantidades pagadas en trimestres anteriores de ese año (evidentemente en el primero no habrá deducción posible por este concepto), así como las cantidades retenidas por las empresas cuando se presten servicios para éstas.

 

VII) RETENCIONES ¿CUÁNDO ES OBLIGATORIO PRACTICARLAS Y EN QUE PORCENTAJE?

Las facturas a clientes particulares no llevan retención ya que esos particulares no presentan a Hacienda declaraciones por retenciones.

Es obligatorio efectuar retención (para el año 2016 es del 15%), cuando que emitas facturas a otros autónomos (por actividades profesionales),                a empresas ó a entidades personas jurídicas.

Recuerda que como profesional autónomo, si más del 70% de tus facturas llevan retenciones estás exento de presentar la declaración trimestral del IRPF (modelo 130).

Las cantidades correspondientes a las retenciones tendrán que ingresarlas nuestros clientes en Hacienda. Siempre es recomendable que una vez que termina el año pidas los certificados de retenciones a tus clientes para comprobar si las cantidades ingresadas y declaradas por ellos son correctas.

No obstante, en el caso de contribuyentes que inicien el ejercicio de actividades profesionales, el tipo de retención será del 7% en el período impositivo de inicio de actividades y en los dos siguientes, siempre y cuando no hubieran ejercido ninguna actividad profesional en el año anterior a la fecha de inicio de actividades. Para la aplicación del tipo de retención del 7%, los contribuyentes deberán comunicar al pagador de los rendimientos (empresa, etc.) la concurrencia de dicha circunstancia, quedando obligado el pagador a conservar la comunicación debidamente firmada (art. 95 del Reglamento IRPF, Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo).

 

VIII) EN GENERAL, CUANDO EL PSICÓLOGO REALICE ACTIVIDADES DE CARÁCTER SANITARIO, SU ACTIVIDAD ESTARÁ EXENTA DE IVA

Así, la Ley 37/1992 de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, establece en su artículo 20, núm. 1, apartado 3, dentro de las exenciones de dicho impuesto, lo siguiente:

"La asistencia a personas físicas por profesionales médicos o sanitarios, cualquiera que sea la persona destinataria de dichos servicios.

A efectos de este impuesto tendrán la condición de profesionales médicos o sanitarios, los considerados como tales en el ordenamiento jurídico y los psicólogos, logopedas y ópticos, diplomados en Centros oficiales o reconocidos por la Administración.

La exención comprende las prestaciones de asistencia médica, quirúrgica y sanitaria, relativas al diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades, incluso las de análisis clínicos y exploraciones radiológicas."

Cabe entender, por tanto que la exención abarca las actividades que tienen por objeto lo anteriormente citado, es decir, el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de enfermedades, y no comprende todas aquellas actividades que no tengan esos objetivos.

Así, la realización de actividades no comprendidas en el diagnóstico, la prevención y el tratamiento, estarían sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido.

Dicho impuesto consiste en aplicar a los honorarios la cantidad del 21 % (en la actualidad).

 

IX) ANUALMENTE ES OBLIGATORIO HACER LA DECLARACIÓN DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS

En dicha declaración de la renta (podrá ser el modelo 100 u otros), el profesional incluirá todos los ingresos que haya obtenido tanto por su actividad profesional como por cualquier otro concepto (puede suceder que tenga ingresos derivados de actividad profesional por cuenta propia y al mismo tiempo realice alguna actividad por cuenta ajena).

Si realiza ejerciendo de actividad profesional es obligatorio hacer esta declaración anual de la renta, independientemente de los ingresos que se obtengan.

 

 X) LICENCIA DE ACTIVIDADES

La Ordenanza Municipal sobre Simplificación Administrativa en Materia de Implantación de Actividades y Ejecución de Obras de Murcia de 3 de marzo de 2012 dispone en su artículo 2.2 lo siguiente:

 

“…se entenderá que no es preciso obtener licencia municipal de actividad para el ejercicio de las siguientes actividades: …- Actividades profesionales desarrolladas por persona física, comunidades de bienes o sociedades civiles”.

 

Siendo sin embargo, obligatoria la comunicación previa al Ayuntamiento de aquellas actividades que reúnan los requisitos establecidos en el artículo 4.1 de dicha Ordenanza municipal.

 

XI) PROTECCIÓN DE DATOS


Los profesionales en el ejercicio libre de la profesión recaban datos de carácter personal que van a formar parte de un fichero estructurado, sea en papel, sea informatizado o automatizado, o sea en cualquier soporte. Este fichero de datos de carácter personal ha de observar las disposiciones de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y las del Reglamento de desarrollo de esta ley contenidas en el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre (BOE 17/2008, de 19 de enero).

Estas disposiciones imponen tres obligaciones fundamentales:

1) Declarar el alta del fichero ante la Agencia Española de Protección de Datos, 2) Elaborar el documento de seguridad y conservarlo en el  despacho profesional a disposición de una posible inspección, 3) Realizar una auditoría de protección de datos cada dos años, bien interna o bien externa.
    

Es conveniente, aunque no necesario, que la gestión para el cumplimiento con la legislación sobre protección de datos la contratemos con una empresa especializada dado que es bastante complejo el cumplimiento de dicha legislación sobre todo en lo referido a la elaboración del documento de seguridad y a la numerosa legislación existente al respecto.  

 

XII) LOS SEGUROS DE RESPONSABILIDAD CIVIL PROFESIONAL PARA PSICÓLOGOS


Los psicólogos, al igual que otros profesionales, necesitan disponer del seguro de Responsabilidad Civil para hacer frente a las posibles compensaciones económicas que deriven de las reclamaciones que puedan producirse por parte de los clientes que consideren que se les ha ocasionado algún daño. Este seguro cubre al asegurado ante las indemnizaciones de elevada cuantía que podrían menoscabar sus recursos financieros, a fin de evitar su quiebra económica.
Es necesario aclarar aquí que la póliza de responsabilidad civil profesional no es nunca "causa-efecto", es decir, puede llegar una reclamación hasta 15 años después del hecho causante de la reclamación, por lo que es obligatorio que exista cobertura aunque no se esté trabajando.

La Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias en su artículo 46, dispone la necesaria cobertura de  la responsabilidad de los profesionales sanitarios, estableciendo que  “Los profesionales sanitarios que ejerzan en el ámbito de la asistencia sanitaria privada, así como las personas jurídicas o entidades de titularidad privada que presten cualquier clase de servicios sanitarios, vienen obligados a suscribir el oportuno seguro de responsabilidad, un aval u otra garantía financiera que cubra las indemnizaciones que se puedan derivar de un eventual daño a las personas causado con ocasión de la prestación de tal asistencia o servicios…”

 

XIII) OBLIGATORIEDAD DE LLEVANZA DE UN REGISTRO DE PROFESIONALES SANITARIOS  POR PARTE DE LOS CENTROS SANITARIOS

 

 De acuerdo con lo establecido en el artículo 43 de La Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias  “Los centros sanitarios y las entidades de seguros que operen el ramo de enfermedad a que se refieren los artículos 41 y 42 establecerán y mantendrán actualizado un registro de los profesionales sanitarios con los que mantengan contratos de prestación de servicios por cuenta propia o ajena”.

 

XIV) REGISTRO DE CENTROS, SERVICIOS Y ESTABLECIMIENTOS SANITARIOS (RES): AUTORIZACIÓN

Los Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios deberán aportar: 

1)La solicitud del modelo normalizado junto con DNI ó NIF del solicitante.

2)La declaración responsable.

3)El nombramiento y aceptación del Director Técnico.

4)La memoria descriptiva del tipo de centro y oferta asistencial.

5)El plano de distribución con mobiliario y equipamiento a escala (las instalaciones deben estar adaptadas a personas afectadas por minusvalías, según Decreto 39/1987, de 4 de junio sobre supresión de barreras arquitectónicas y Orden 15 de octubre de 1991) y  acreditando el cumplimiento de los requisitos de accesibilidad.

6)El certificado de colegiación.

La autorización se renovará transcurridos cinco años desde su concesión o desde su última renovación.

Para poder acceder a toda la información que la Comunidad Autónoma de Murcia facilita al respecto os dejamos la direccción del enlace

XV) REGISTRO PUBLICIDAD SANITARIA

El Registro de Publicidad Sanitaria es una unidad técnico administrativa donde se tramita la autorización de los mensajes publicitarios de los centros, servicios y establecimientos sanitarios de la Región de Murcia.

Se entiende por publicidad sanitaria, toda forma de comunicación sonora o audiovisual, efectuada por cualquier medio o soporte gráfico, realizada por personas físicas o jurídicas, dirigida a promover la contratación de actividades, productos o servicios prestados por centros, servicios y establecimientos sanitarios de la Región de Murcia, relacionada con la salud en cualquiera de sus aspectos.

Normativa aplicable

Decreto 41/2003, de 2 de mayo, por el que se regula la publicidad sanitaria en la Región de Murcia. Regula la publicidad sanitaria en la Región de Murcia con el fin de que, los mensajes publicitarios, se ajusten a criterios de veracidad en el campo sanitario, limitando todo aquello que pueda constituir un perjuicio para la salud.

Ley 34/1988, de 11 de noviembre, general de publicidad. Permite regular la publicidad de los productos, bienes, actividades y servicios susceptibles de generar riesgos para la salud o seguridad de las personas y concretamente la forma y condiciones de difusión de los mensajes publicitarios (artículo 8).

Ley 14/1986, de 25 de abril, general de sanidad. Establece que las Administraciones Públicas, realicen un control de la publicidad y propaganda comerciales para que se ajusten a criterios de veracidad en lo que atañe a la salud y para limitar todo aquello que puede constituir un perjuicio para la misma (artículo 27).

Requisitos para la autorización de publicidad sanitaria

Será requisito indispensable para obtener la autorización que el servicio o actividad esté desarrollado por un centro, establecimiento o servicio inscrito en el registro de recursos sanitarios regionales de la Consejería de Sanidad y Política Social, regulado en el Decreto nº 73/2004 del 2 de julio, o autorizado en los homólogos de otras Comunidades Autónomas o en la Administración del Estado.

Se está obligado a solicitar la autorización, cuando se realice publicidad sanitaria respecto a los centros, servicios y establecimientos sanitarios que se encuentren en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Los publi-reportajes precisan autorización de publicidad sanitaria. La publicidad de centros, servicios y establecimientos sanitarios de otras Comunidades Autónomas que quieran publicitarse en algún medio de comunicación de la Región de Murcia se ajustarán a la normativa sobre publicidad sanitaria que rija en su comunidad, pero deberá hacer constar su número de autorización sanitaria de funcionamiento. La difusión de publicidad sanitaria sin la obtención de la preceptiva autorización administrativa, podrá dar lugar a las medidas administrativas y sanciones previstas en los artículos 16 y 17 del Decreto 41/2003, de 2 de mayo.

No se está obligado a solicitar la autorización:

1.   Cuando un anuncio se limite a reproducir el nombre del centro o del facultativo, dirección y teléfono, sin ningún otro contenido publicitario. Debe aparecer el número de colegiado del facultativo responsable así como el número de autorización sanitaria de funcionamiento.

2.   El logotipo de un centro, servicio y establecimiento sanitario, si no incluye mensaje publicitario.

3.   La publicidad sanitaria realizada de modo institucional por cualquier Administración Pública o por los colegios profesionales del ámbito sanitario.

Solicitud de la autorización

A tenor de lo dispuesto en el artículo 6 del Decreto 41/2003, aquellas personas físicas o jurídicas interesadas en realizar publicidad sanitaria deberán solicitar autorización al menos, con tres meses de antelación a la fecha de emisión o lanzamiento del mensaje publicitario.

La solicitud deberá ir acompañada de los textos, imágenes y modelos por triplicado, especificando el medio o medios de difusión.

En la emisión de los mensajes publicitarios sujetos a autorización, deberá figurar: el número de registro de publicidad sanitaria que se le asigne y el número de colegiación del profesional sanitario responsable de cada uno de los servicios anunciados.

Cada anunciante debe tramitar la autorización individualmente.

Las autorizaciones se tramitarán en el registro de publicidad sanitaria de la Consejería de Sanidad y Política Social situado en la C/ Pinares, 6, 1º izquierda, 30001, Murcia.

Resolución administrativa

Emitidos los informes correspondientes (es preceptivo el informe del Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia) y a propuesta de la Dirección General de Planificación, Ordenación Sanitaria y Farmacéutica e Investigación, el consejero/a de Sanidad y Política Social dictará la orden correspondiente en el plazo máximo de tres meses.

Las autorizaciones administrativas concedidas tendrán una validez de cinco años siempre y cuando no se produzcan modificaciones que supongan una alteración de su contenido.

Documentación requerida:

. Solicitud según modelo normalizado

. Identificación del Profesional Sanitario responsable, mediante nº de colegiado.

.Textos, imágenes, modelos y demás datos de publicidad, objeto de autorización por triplicado.

. Copia compulsada de la Autorización de funcionamiento del Centro, Servicio o Establecimiento Sanitario, si no es de la Región de Murcia.

 

Instrucciones de la Solicitud de Autorización  DE  Publicidad Sanitaria

. Aquellas personas físicas o jurídicas interesadas en realizar publicidad sanitaria deberán solicitar autorización al Consejero de Sanidad y Consumo, al menos con 3 meses de antelación a la fecha de emisión o lanzamiento del mensaje publicitario.

. Estarán sujetas a esta Autorización Administrativa Previa la publicidad sobre  LA ACTIVIDAD, PRODUCTO O SERVICIO De un establecimiento inscrito en el Registro de RECURSOS SANITARIOS REGIONALES De la Consejería de Sanidad , regulado en el Decreto nº 73/2004, DE DOS DE JULIO,  O autorizado en los homólogos de otras Comunidades Autónomas o en la Administración del Estado.

·  Las solicitudes deberán ir acompañadas de los textos, imágenes, modelos y demás datos que se consideren oportunos, aportando necesariamente 3 ejemplares de la publicidad  PARA LA que se solicita autorización.

· La Consejería de Sanidad y Consumo resolverá en el plazo máximo de 3 meses a contar desde la entrada de la solicitud en el Registro de Publicidad Sanitaria.

 

No podrá ser objeto de Autorización  DE PUBLICIDAD SANITARIA:

· que no  identifique con claridad y precisión, el producto o servicio al que se refiere, utilizando textos claramente legibles, audibles y comprensibles en su totalidad.

· que no incluya advertencias y precauciones DERIVADAS DE LA UTILIZACIÓN DEL PRODUCTO O SERVICIO ANUNCIADO.

· que ofrezca productos, bienes o servicios con cualidades, características o resultados que puedan inducir a error o al abandono de prescripciones o tratamientos preventivos o terapéuticos.

· QUE Contenga afirmaciones que no puedan ser probadas científicamente.

· QUE NO IDENTIFIQUE AL PROFESIONAL SANITARIO responsable MEDIANTE  SU NÚMERO DE COLEGIADO.

 

Impreso de Solicitud de Publicidad de Informacion Sanitaria

Para poder acceder a toda la información que la Comunidad Autónoma de Murcia facilita al respecto os dejamos la direccción del enlace:

 

Murcia a 28 de diciembre de 2.016

María del Carmen Ortega López 
Asesora Jurídica COP Murcia
Abogada

Noticias flash

NORMAS SOBRE CONTRATACION DE PUBLICIDAD:
La inserción de publicidad en nuestra Web de actividades realizadas por profesionales de la Psicología estará ajustada a las normas establecidas en el Código Deontológico y el resto de la normativa legal vigente. En todos los casos el Colegio se reserva el derecho a no insertar aquella no ajustada a dichas normas o que pueda resultar engañosa.