El 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que aunque inicialmente estaba previsto que se dedicase a la violencia y acoso en el trabajo, el Covid-19 ha hecho que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) haya cambiado por la campaña Detengamos la pandemia: la seguridad y salud en el trabajo puede salvar vidas’. Tras la pandemia, los Profesionales de la Psicología del Trabajo, las Organizaciones y los RRHH cobrarán todo su valor, al tener que ser aliados imprescindibles en las empresas para evaluar, gestionar y mejorar el estado emocional, la ansiedad y el compromiso de los empleados tras la desescalada, tanto las de aquellos que han continuado trabajando, como los que hayan tenido que dejar la organización. 

En el Informe que ha elaborado la OIT se destacan las medidas para prevenir y controlar el riesgo de contagio, los riesgos psicosociales y ergonómicos, y otros riesgos asociados con la pandemia. La Declaración del Centenario de la OIT, adoptada en junio de 2019, declaró que las condiciones de trabajo seguras y saludables son fundamentales para el trabajo decente. Esto es aún más significativo hoy en día, ya que garantizar la seguridad y la salud en el trabajo es indispensable en el manejo de la pandemia y la capacidad de reanudar el trabajo tras el confinamiento. 


0
0
0
s2smodern
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y para monitorizar los hábitos de navegación de los usuarios con la finalidad de mejora de la página. Si desea más información sobre nuestra Política de Cookies pulse en Más Información. Usted presta su consentimiento si continúa navegando o pulsando en ACEPTO.