El ejercicio privado de la profesión de psicólogo conlleva el cumplimiento de las siguientes obligaciones legales:

  1. Incorporación al Colegio Oficial de Psicólogos.
  2. Comunicación electrónica con Hacienda y la Seguridad Social.
  3. Alta como autónomo. Novedad: obligatoriedad de registrarse previamente en el RETA antes de iniciar la actividad.
  4. Trámites Hacienda. Alta censal.
  5. Obligatoriedad de facturar.
  6. Impuestos: trimestrales (modelo 130) retenciones (modelo  111).
  7. Retenciones ¿cuándo es obligatorio practicarlas y en que porcentaje?
  8. Exención del IVA actividades de carácter sanitario.
  9. Declaración del impuesto sobre la renta anualmente. 
  10. Licencia de actividad: exención actividad desarrollada como profesional. Requisito de comunicación previa al ayuntamiento.
  11. Protección de datos. Agencia estatal protección de datos.
  12. Seguro responsabilidad civil.
  13. Centros Sanitarios, obligatoriedad Registro de profesionales sanitarios.
  14. Registro Sanitario (RES).
  15. Registro Publicidad Sanitaria.

I) INCORPORACIÓN AL COLEGIO OFICIAL DE PSICÓLOGOS

Esta obligación viene dada por el artículo 6 de la Ley 6/1999, de 4 de noviembre, de los Colegios Profesionales de la Región de Murcia y el artículo 10 de los Estatuto del Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia, que establecen la incorporación obligatoria al mismo a todos aquellos profesionales que pretendan ejercer la Psicología.

II) COMUNICACIÓN ELECTRÓNICA

Los autónomos están obligados a partir del pasado mes de octubre de 2018 a gestionar vía electrónica todos los trámites relacionados con la afiliación, la cotización y la recaudación de cuotas. También recibirán notificaciones de este organismo a través de este sistema. Este último punto es el más relevante, puesto que las notificaciones de la Seguridad Social se producirán únicamente por esta vía. Si pasan diez días, aunque no hayas entrado en la notificación en cuestión, la Administración te dará por notificado.

Para ello, es necesario poder acceder a la Sede Electrónica de la Seguridad Social, SEDESS, identificándose de forma electrónica.

Para poder acceder a los servicios de la SEDESS (Sede Electrónica de la Seguridad Social) es necesario disponer de un sistema de autentificación que garantice tu identidad. Es decir: un certificado electrónico emitido por la Seguridad Social, un DNI electrónico o bien el sistema Cl@ve.  En cualquier caso, también puedes hacer la gestión presencialmente en las Oficinas de la Seguridad Social. Después tendrás que activar el código que se te facilite, dentro del área de gestión de contraseña del sistema Cl@ve.

¿Y qué ocurre si se nos pasa una notificación sin leer?  En principio, la Seguridad Social es tajante. Las notificaciones se realizarán mediante esta vía y estarán a disposición del interesado durante diez días. Transcurrido este tiempo, aunque no se haya accedido a la notificación, se dará por efectuada. La única alternativa, es facilitar un correo electrónico a la Seguridad Social en donde se nos avisará que tenemos una nueva notificación, pero sólo se podrá leer el contenido completo de la misma accediendo telemáticamente mediante las gestiones y procedimientos detallados en la parte inicial de este artículo.

III) TRÁMITES DE ALTA COMO AUTÓNOMO PASO A PASO

Hasta ahora, cuando alguien pretendía iniciar una actividad por cuenta propia debía acudir a Hacienda y rellenar los modelos 036 y 037 según los casos antes de nada. Este era el primer paso a dar para poder darse de alta como autónomo. Mientras se llevaban a cabo los trámites, se podía trabajar como autónomo sin estar dado de alta – puesto que aún no se ha completado el proceso. De esta manera se podía desarrollar la actividad sin problemas de forma provisional durante un plazo máximo de 30 días. Sin dejar pasar este periodo de tiempo, había que cumplir los trámites con la Seguridad Social: darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Ahora las cosas son ligeramente distintas, sobre todo con este último organismo de la Administración Pública. ES OBLIGATORIO REGISTRARSE PREVIAMENTE EN EL RETA ANTES DE INICIAR LA ACTIVIDAD.  SE ELIMINA ESE PLAZO DE 30 DÍAS QUE HABÍA ANTES. Lo recomendable es ser previsor y hacerlo un par de días antes a la fecha en que tenemos pensado arrancar nuestra andadura como trabajador por cuenta propia.

A la hora de manejar los plazos de tiempo recogemos el siguiente ejemplo: si queremos iniciar la actividad el 1 de septiembre: 1) Nos dirigimos a la Seguridad Social, por ejemplo, el 30 de agosto y nos damos de alta en el RETA 2) Vamos a la Agencia Tributaria y nos damos de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores de Hacienda. 

– El alta en ambos organismos debe ser siempre anterior al inicio de la actividad. El plazo mínimo es un día antes (en el ejemplo anterior sería el 31 de agosto) aunque la ley contempla incluso que se pueda hacer hasta 60 días naturales antes del inicio de la actividad.

– Siempre debemos seguir este orden: primero hay que darse de alta en la Seguridad Social y después en Hacienda. Ambos trámites se pueden realizar por vía telemática con el correspondiente certificado digital o también con el DNI electrónico.

En un plazo de 60 días antes del inicio de actividad deberás darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social.

Para ello tendrás que presentar el modelo TA0521 en alguna de las administraciones de la Seguridad Social junto con fotocopia del DNI o equivalente y fotocopia del alta en Hacienda.

En el caso de una comunidad de bienes, deberás aportar copia del contrato suscrito entre los socios comuneros, y si te das de alta como socio de una sociedad, original y copia del documento de constitución de la sociedad.

En el supuesto en el que tus ingresos sean inferiores al Salario Mínimo Interprofesional, a continuación expondremos las peculiaridades existentes en este punto.

El propio trabajador autónomo es responsable directo de cumplir con las obligaciones de afiliación, alta y baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

  • Plazo presentación altas RETA → De forma previa al inicio de la actividad → hasta 60 días naturales antes del inicio de la actividad por el autónomo.
  • Plazo presentación bajas y variaciones de datos RETA → 3 días naturales siguientes al del cese en el trabajo o a aquel en que la variación se produzca.

IV) PRESENTACIÓN DEL MODELO 037:  DECLARACIÓN CENSAL SIMPLIFICADA DE ALTA, MODIFICACIÓN Y BAJA EN EL CENSO DE OBLIGADOS TRIBUTARIOS

Son dos los modelos de alta censal el modelo 036 y el modelo 037​.  El modelo 037 es una versión simplificada del modelo 036 que pueden utilizar casi todos los autónomos (salvo por ejemplo los que tengan regímenes especiales de IVA o deban figurar en el registro de operaciones intracomunitarias).

A la hora de declarar la actividad tendrás que seleccionar alguno de los epígrafes del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), regulados en el Real Decreto Legislativo 1175/1990 que para el caso de los psicólogos sanitarios será el 776.

Ruta alta autónomos Hacienda: Agencia Tributaria >> Empresas y Profesionales >> Empresarios individuales y profesionales >> Censos, NIF y domicilio fiscal >> Presentar y consultar modelos 036 y 037 >> cumplimentación y presentación telemática 037.

Supuestos de pluriactividad

Cuando los trabajadores autónomos realicen simultáneamente dos o más actividades que den lugar a la inclusión en este régimen especial, su alta en él será única, debiendo declarar todas sus actividades en la solicitud de alta o, de producirse la pluriactividad después de ella, mediante la correspondiente variación de datos.

Del mismo modo se procederá en caso de que varíe o finalice su situación de pluriactividad.

Autónomos que no llegan al salario mínimo

Como criterio generalizado, en base a la doctrina creada por el Tribunal Supremo a raíz de la sentencia del Tribunal Supremo de 29 de octubre de 1997 y otra posterior de 20 de marzo de aquellos autónomos que no superasen el nivel de ingresos equivalente al SMI x 14 pagas al año no tenían la obligación de darse de alta en autónomos.

Si bien es cierto la existencia de esta doctrina, no hay que perder de vista que, la Seguridad Social, al no ser un órgano jurisdiccional, no se encuentra obligada al cumplimiento de la misma salvo que se lo imponga por sentencia un órgano jurisdiccional; dicho criterio jurisprudencial no es Ley y por tanto no es de obligado cumplimiento en vía administrativa y sólo puede ser alegada en vía jurisdiccional. Es un tema que está dando muchos problemas y sólo quedará definitivamente resuelto cuando se apruebe por Ley el, tan esperado, sistema de pago por tramos, que establecerá el pago de una  cuota ajustada y dependiendo de los ingresos que se perciba por el autónomo, el cual analizaremos a continuación.

Desde la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) advierten de que la creencia sobre que hay que darse de alta siempre y cuando se supere el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es falsa, sino que hay que hacerlo siempre y cuando se realiza un trabajo de forma personal, directa y habitual tal y como establece la normativa en esta materia.

Realmente es un asunto muy complicado de determinar, puesto que el concepto “habitual” no deja claro cuándo es necesario, incluso la propia TGSS establece unos criterios distintos al de los propios Tribunales.

Hasta ahora, y como criterio generalizado, aquellos autónomos que no superasen el nivel de ingresos equivalente al SMI x 14 pagas al año no tenían la obligación de darse de alta, ojo, siempre y cuando el trabajo fuese “esporádico” y no de forma continua. Siempre pongo el mismo ejemplo, la persona que tiene un comercio y abre todos los días, venda lo que venda y facture lo que facture, tiene obligación de causar alta en el RETA. Otra cosa distinta es aquel profesional que, de manera puntual, realiza algún trabajo/servicio y no supera el equivalente al SMI en cómputo anual (735,90 € x 14 durante el año 2018), entonces en este caso, y con la prudencia oportuna, quizás no tenga dicha obligación.

El director de la TGSS ha querido hacer hincapié en que es una idea errónea pensar que aquel autónomo con previsión de ingresos inferiores al SMI no tenga obligación de alta en el RETA. Señala que eso no es así, y afirma que “si hay actividad económica, independientemente del resultado económico, hay alta en el RETA”.

De cualquier forma, y al menos en la práctica hasta el momento, la propia TGSS admite que para casos muy puntuales, donde los ingresos son mínimos y se puede “justificar” que se trata de una actividad que se desarrolla de forma marginal y no de forma habitual (sin intención de que sea de forma permanente), puede evitarse tener que darse de alta en el RETA, pero todo parece indicar que el criterio puede cambiar.

Sin embargo, y desde la sentencia del Tribunal Supremo de 29 de octubre de 1997 y otra posterior de 20 de marzo de 2007, se deja claro que la consideración de habitualidad está totalmente ligada a los ingresos obtenidos, de tal forma que cuando no se alcance el SMI correspondiente a cada año, no se considera obligatorio su alta en el RETA, puesto que como indica el Tribunal Supremo, “en las actividades de los trabajadores autónomos o por cuenta propia el montante de la retribución guarda normalmente una correlación estrecha con el tiempo de trabajo invertido. A lo que se añade que el hecho de que se hayan obtenido ingresos todos los años por la actividad económica desarrollada, sólo indica que en todos esos años se ha llevado a cabo esa actividad, pero no demuestra ni constata que la misma se haya realizado todos los meses de cada uno de esos años, ni siquiera en la mayoría de esos meses, pues el bajo nivel de ingresos conseguido es perfectamente compatible con la posibilidad de que esa actividad se haya efectuado de forma esporádica y circunstancial, y ello con mayor razón en una actividad comercial como la que desempeñaba el demandante, cuya realización depende casi única y exclusivamente de su propia voluntad y arbitrio”.

La doctrina jurisprudencial establecida por la sentencia de 29 de octubre de 1997 ha sido de aplicación entre otras muchas sentencias a una muy interesante para los psicólogos y es la  dictada en el caso de una psicóloga (sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Burgos, de 17 de septiembre de 2002). La actora trabaja por cuenta ajena como psicóloga para Servicio de Salud, con alta en el Régimen General de la Seguridad Social, y durante unos años estuvo ejerciendo además como psicóloga a título particular.

Se acredita que durante esos años el rendimiento de su actividad privada fue negativo, siendo siempre mayores los gastos que los ingresos, por lo que aplicando la doctrina establecida por la sentencia de 29 de octubre de 1997, no se aprecia la concurrencia del requisito de la habitualidad, por lo que no procedía el alta en el RETA.

Desde entonces son bastantes los casos de autónomos que al ser sancionados han recurrido y han conseguido que los jueces les den la razón al haber demostrado unos ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional. Ahora bien, al tratarse de jurisprudencia y no de normativa hay que tener cuidado.

 

LA COTIZACIÓN POR TRAMOS. UNA MEDIDA HISTORICA

La cotización por tramos es la gran apuesta de las asociaciones de trabajadores autónomos de nuestro país. Una medida que, por fin, parece que va a materializarse.

La cuota de trabajadores autónomos por tramos ¿Más cerca que nunca? Podría entrar en vigor el 1 de enero de 2019 de cumplirse todos los trámites parlamentarios previos a su aprobación y entrada en vigor. El funcionamiento de la misma se desconocen pero todo parece indicar que se compondría de los siguientes tramos de cotización:

- Ingresos inferiores al SMI: La cuota mensual sería de 50 euros durante los dos primeros años que se podían prorrogar en dos años adicionales más.

- Ingresos superiores al SMI hasta 30.000 euros: La cuota mensual sería de 278 euros.

- Ingresos entre 30.000 –40.000 euros: La cuota mensual sería de 357 euros.

- Ingresos entre 40.000 –60.000 euros: La cuota mensual sería de 417 euros.

- Ingresos de más de 60.000 euros: La cuota mensual sería de 556 euros.

La tarifa plana de 50 euros se vería afectada por esta medida de tal manera que siempre estaría sujeta a recibir ingresos inferiores al SMI. No obstante, aquellos autónomos que disfruten de la tarifa plana cuando entre en vigor la cotización por tramos, seguirán haciéndolo hasta que agoten su duración.

Con la cotización por tramos se quiere conseguir por el Gobierno es que los autónomos coticen por ingresos reales evitando que los autónomos con menores ingresos “sobrecoticen” y que los autónomos con mayores ingresos “infracoticen”.

NOVEDADES  SURGIDAS DE LA REFORMA DE LA LEY AUTONOMOS

1) Gastos a deducir si la actividad económica se desarrolla desde vivienda habitual. Aquellos contribuyentes del impuesto que afecten parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de una actividad económica, podrán deducirse como gasto (para la determinación del rendimiento neto de la actividad en estimación directa) los suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total.

2) Ampliación del permiso de paternidad a cinco semanas

 3) Se reduce al 10% el recargo aplicable si el abono se produce dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo de ingreso, que anteriormente era del 20%.

4) Se regula la compatibilidad de la realización de trabajos por cuenta propia con la percepción de una pensión de jubilación contributiva para establecer que la cuantía de la pensión de jubilación compatible con el trabajo será, con carácter general, el equivalente al 50 por ciento del importe resultante en el reconocimiento inicial, o del que se esté percibiendo, en el momento de inicio de la compatibilidad con el trabajo; pero que, no obstante, si la actividad se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará al 100 por ciento.

5) Ampliación de la cuota reducida de 50 euros para los nuevos autónomos hasta los doce meses.

6) Pago por días reales de alta: en lugar de pagar la cuota de autónomos por meses completos como hasta ahora, sólo cotizarán desde el día efectivo en que se den de alta y hasta el día en que se den de baja.

7) Límites al número de altas y bajas en el año: Las tres primeras bajas y altas en el mismo año podrán beneficiarse del punto anterior. 

8) Cuatro plazos para los cambios de cotización: se amplia de dos a cuatro los posibles cambios anuales de base de cotización. 

  • Aplicación a partir del 1 de abril para las solicitudes realizadas entre el 1 de enero y 31 de marzo.
  • A partir del 1 de julio para las solicitudes realizadas entre el 1 de abril y 30 de junio.
  • A partir de 1 de octubre para las solicitudes realizadas entre 1 de julio y 30 de septiembre.
  • A partir del 1 de enero del siguiente año para las solicitudes realizadas entre 1 de octubre y 31 de diciembre.

Para poder emitir una factura legalmente, es necesario cumplir dos requisitos: 1) Alta en la Seguridad Social como autónomo 2) Alta en Hacienda mediante la presentación del alta censal (modelo 036 o 037).

 

V) OBLIGATORIEDAD DE FACTURAR

Como profesional autónomo estás obligado a expedir y entregar factura, u otros justificantes, por las operaciones que realizas durante tu actividad. No olvides que siempre tienes que conservar una copia del documento que entregues. 

¿Qué datos debe contener una factura?

1.- Identificar al profesional que la emite: Nombre y dos apellidos, domicilio y NIF. En el caso de ser una sociedad, serán los datos de ésta)

2.- Identificar al cliente: Nombre y dos apellidos, domicilio y NIF. (En el caso de ser una sociedad, serán los datos de ésta)

3.- Fecha de la factura.

4.- Número de factura.

5.- Concepto.

6.- Importe antes de impuestos (Base Imponible).

7.- En el caso de llevar IVA, porcentaje y cuota. En el caso de la actividad del psicólogo, siempre que sea de carácter sanitario, estará exenta de IVA y  deberá indicarse el siguiente texto: "Operación exenta según lo dispuesto en el artículo 20.uno.3 de la Ley 37/1992, del IVA".

8.- En el caso de llevar retención de IRPF, porcentaje y cuota.

Veamos con un ejemplo cómo hacer una factura: un profesional de la psicología que presta un servicio sanitario y hace una factura al paciente. A la base imponible no se le suma el IVA al tener carácter sanitario la prestación pero sí se le restaría una  retención de IRPF del 15% si se le factura a un Organismo o Entidad con personalidad jurídica (no se aplica retención cuando se factura a personas físicas, como ya hemos dicho).

 

VI) CADA TRIMESTRE NATURAL ES NECESARIO HACER UN PAGO FRACCIONADO, CUMPLIMENTANDO EL IMPRESO MODELO 130 (TRIMESTALES)

El modelo 130 deberá ser utilizado por los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (personas físicas o miembros de  comunidades de bienes o sociedades civiles que tributen en IRPF) que ejerzan actividades económicas y que calculan su rendimiento neto (su beneficio) con arreglo al método de estimación directa, tanto en la modalidad normal como en la simplificada.

En el caso de sociedades civiles y comunidades de bienes, el pago fraccionado y la declaración anual correspondiente a los rendimientos obtenidos, se efectuará por cada uno de los socios en proporción a su participación en el beneficio de la entidad en régimen de atribución de rentas.

El modelo 130 se presenta de forma trimestral, en los siguientes plazos:

  • Primer trimestre: del 1 al 20 de abril, ambos inclusive.
  • Segundo trimestre: del 1 al 20 de julio, ambos inclusive.
  • Tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre, ambos inclusive.
  • Cuarto trimestre: del 1 al 20 de enero, ambos inclusive.

Se trata de declaraciones acumulativas, de tal manera que cada trimestre se está declarando el rendimiento neto desde el 1 de enero hasta el trimestre en el que se hace la declaración incluído. Ese rendimiento neto se halla restando de los ingresos recibidos los gastos en el que se encuentre incluido el sujeto pasivo. Al rendimiento neto obtenido se le aplica un 20%, al cual se le deben deducir las cantidades pagadas en trimestres anteriores de ese año (evidentemente en el primero no habrá deducción posible por este concepto), así como las cantidades retenidas por las empresas cuando se presten servicios para éstas.

 

VII) RETENCIONES ¿CUÁNDO ES OBLIGATORIO PRACTICARLAS Y EN QUE PORCENTAJE?

Las facturas a clientes particulares no llevan retención ya que esos particulares no presentan a Hacienda declaraciones por retenciones.

Es obligatorio efectuar retención (15%), cuando que emitas facturas a otros autónomos (por actividades profesionales) a empresas ó a entidades personas jurídicas.

Recuerda que como profesional autónomo, si más del 70% de tus facturas llevan retenciones estás exento de presentar la declaración trimestral del IRPF (modelo 130).

Las cantidades correspondientes a las retenciones tendrán que ingresarlas nuestros clientes en Hacienda. Siempre es recomendable que una vez que termina el año pidas los certificados de retenciones a tus clientes para comprobar si las cantidades ingresadas y declaradas por ellos son correctas.

No obstante, en el caso de contribuyentes que inicien el ejercicio de actividades profesionales, puede optar por el tipo de retención del 7% en el período impositivo de inicio de actividades y en los dos siguientes, siempre y cuando no hubieran ejercido ninguna actividad profesional en el año anterior a la fecha de inicio de actividades. Para la aplicación del tipo de retención del 7%, los contribuyentes deberán comunicar al pagador de los rendimientos (empresa, etc.) la concurrencia de dicha circunstancia, quedando obligado el pagador a conservar la comunicación debidamente firmada (art. 95 del Reglamento IRPF, Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo).

VIII) LAS ACTIVIDADES DE CARÁCTER SANITARIO ESTÁN EXENTAS DE IVA

La Ley 37/1992 de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, establece en su artículo 20, núm. 1, apartado 3, dentro de las exenciones de dicho impuesto, lo siguiente:

"La asistencia a personas físicas por profesionales médicos o sanitarios, cualquiera que sea la persona destinataria de dichos servicios.

A efectos de este impuesto tendrán la condición de profesionales médicos o sanitarios, los considerados como tales en el ordenamiento jurídico y los psicólogos, logopedas y ópticos, diplomados en Centros oficiales o reconocidos por la Administración.

La exención comprende las prestaciones de asistencia médica, quirúrgica y sanitaria, relativas al diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades, incluso las de análisis clínicos y exploraciones radiológicas."

Cabe entender, por tanto que la exención abarca las actividades que tienen por objeto lo anteriormente citado, es decir, el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de enfermedades, y no comprende todas aquellas actividades que no tengan esos objetivos.

Así, la realización de actividades no comprendidas en el diagnóstico, la prevención y el tratamiento, estarían sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido.

Dicho impuesto consiste en aplicar a los honorarios la cantidad del 21% (en la actualidad).

IX) OBLIGATORIO DE HACER LA DECLARACIÓN DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS ANUALMENTE

En dicha declaración de la renta (podrá ser el modelo 100 u otros), el profesional incluirá todos los ingresos que haya obtenido tanto por su actividad profesional como por cualquier otro concepto (puede suceder que tenga ingresos derivados de actividad profesional por cuenta propia y al mismo tiempo realice alguna actividad por cuenta ajena).

Si realiza ejerciendo de actividad profesional es obligatorio hacer esta declaración anual de la renta, independientemente de los ingresos que se obtengan.

X) LICENCIA DE ACTIVIDADES

La Ordenanza Municipal sobre Simplificación Administrativa en Materia de Implantación de Actividades y Ejecución de Obras de Murcia de 3 de marzo de 2012 dispone en su artículo 2.2 lo siguiente:

“…se entenderá que no es preciso obtener licencia municipal de actividad para el ejercicio de las siguientes actividades: … Actividades profesionales desarrolladas por persona física, comunidades de bienes o sociedades civiles”.

 Siendo sin embargo, obligatoria la comunicación previa al Ayuntamiento de aquellas actividades que reúnan los requisitos establecidos en el artículo 4.1 de dicha Ordenanza municipal.

 

XI) PROTECCIÓN DE DATOS

Es conveniente, aunque no necesario, que la gestión para el cumplimiento con la legislación sobre protección de datos la contratemos con una empresa especializada dado que es bastante complejo el cumplimiento de dicha legislación sobre todo en lo referido a la elaboración del documento de seguridad y a la numerosa legislación existente al respecto.  

El nuevo reglamento del LOPD 2018 entró en vigor el día 25 de mayo de 2016, sustituyendo a las normativas nacionales. En el caso de España a la antigua LOPD. Cabe destacar que no ha sido obligatorio cumplir con él hasta el 25 de mayo de 2018. Por lo tanto, la actual ley estuvo vigente y plenamente válida hasta esa última fecha señalada.

¿Qué son datos personales? Los ciudadanos tienen derecho a la protección de sus datos personales. Estos van desde el nombre y el domicilio hasta un dato relacionado con la salud o la condición social; también puede ser una foto o un audio. En definitiva, es todo aquello con lo que se pueda identificar "directa o indirectamente" a una persona física (no jurídica).

Un punto clave a tener en cuenta por los profesionales de la psicología, en tema de protección de datos, es el recabar el CONSENTIMIENTO INFORMADO. Para tener y tratar los datos de una persona se debe obtener su consentimiento expreso (no tácito).

El nuevo consentimiento ha de ser activo y verificable. Es decir, no es posible darlo por hecho por silencio o inacción, ni tampoco validarlo si no se recoge de algún modo en registro para posteriores comprobaciones. No podrías tratar al paciente si previamente no ha firmado el consentimiento o se niega a firmarlo para el tratamiento de sus datos personales. Siempre debe constar la autorización expresa del paciente y en el caso de que éste no pudiera otorgarlo se dará información a los familiares que acrediten la relación familiar.

Esta información debe estar especialmente protegida ya que, se trata de datos personales de nivel alto, por lo tanto, deben estar guardados en un fichero bajo llave si se trata de documentos en papel o a través de un cifrado si son documentos informáticos.

Este debe ser libre e inequívoco, pero también informado e individual; y tiene que poder probarse que se recibió. Esto significa que en el momento de recabar los datos, hay que explicarle al ciudadano de forma clara y sencilla para qué se van a usar, por cuánto tiempo y quién será el responsable del tratamiento, entre otras cosas.

Además, la persona debe decir "sí" de forma activa y expresa, porque si no, no valdrá. Si los datos se van a usar para varios fines, se pedirán consentimientos separados.

DPO. El reglamento introduce la figura del Delegado de Protección de Datos. Es obligatorio en el caso de los organismos públicos, pero no en todas las empresas, solo en aquellas que traten datos a gran escala o datos muy sensibles. Si, además, la empresa tiene menos de 250 trabajadores, no tendrá que llevar un registro

En el caso de menores de 16 años, en el caso de los "servicios de la sociedad de la información" (en internet, por ejemplo), no pueden consentir sobre el tratamiento de sus datos personales: deben hacerlo sus padres o tutores. Los países pueden rebajar la edad, si quieren, hasta los 13 años, en España está en los 14 años.

¿Quién está obligado a cumplir este reglamento?
Como ocurre con la actual norma, tanto empresas, autónomos, profesionales, entes públicos y cualquiera que por su actividad realice tratamientos de datos, ya sean estos por su cuenta propia o a través de terceros.

 

XII) EL SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL PROFESIONAL PARA PSICÓLOGOS


Los psicólogos, al igual que otros profesionales, necesitan disponer del seguro de Responsabilidad Civil para hacer frente a las posibles compensaciones económicas que deriven de las reclamaciones que puedan producirse por parte de los clientes que consideren que se les ha ocasionado algún daño. Este seguro cubre al asegurado ante las indemnizaciones de elevada cuantía que podrían menoscabar sus recursos financieros, a fin de evitar su quiebra económica.

Cuando resulte civilmente responsable conforme a derecho en concepto de indemnización de daños y perjuicios por reclamaciones a consecuencia de 1) actos profesionales incorrectos del profesional ó 2) intromisión ilegitima en el derecho al honor de un tercero como puede ser difamación, descrédito e  injurias o calumnias así como la de violación del derecho a la intimidad y a la imagen incluyendo la revelación de datos de carácter personal y del secreto profesional así como la interceptación de telecomunicaciones con este fin. En el caso del punto 2 no cubriría el seguro si se demuestra que ha existido intencionalidad de causar ese daño por parte del asegurado.


Es necesario aclarar aquí que la póliza de responsabilidad civil profesional no es nunca "causa-efecto", es decir, puede llegar una reclamación hasta 15 años después del hecho causante de la reclamación, por lo que es obligatorio que exista cobertura aunque no se esté trabajando.

La Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias en su artículo 46, dispone la necesaria cobertura de  la responsabilidad de los profesionales sanitarios, estableciendo que  “Los profesionales sanitarios que ejerzan en el ámbito de la asistencia sanitaria privada, así como las personas jurídicas o entidades de titularidad privada que presten cualquier clase de servicios sanitarios, vienen obligados a suscribir el oportuno seguro de responsabilidad, un aval u otra garantía financiera que cubra las indemnizaciones que se puedan derivar de un eventual daño a las personas causado con ocasión de la prestación de tal asistencia o servicios…”

 

XIII) OBLIGATORIEDAD DE LLEVANZA DE UN REGISTRO DE PROFESIONALES SANITARIOS  POR PARTE DE LOS CENTROS SANITARIOS

 De acuerdo con lo establecido en el artículo 43 de La Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias  “Los centros sanitarios y las entidades de seguros que operen el ramo de enfermedad a que se refieren los artículos 41 y 42 establecerán y mantendrán actualizado un registro de los profesionales sanitarios con los que mantengan contratos de prestación de servicios por cuenta propia o ajena”.

 

XIV) REGISTRO DE CENTROS, SERVICIOS Y ESTABLECIMIENTOS SANITARIOS (RES): AUTORIZACIÓN

Los Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios deberán aportar: 

1) La solicitud del modelo normalizado junto con DNI ó NIF del solicitante.

2) La declaración responsable.

3) El nombramiento y aceptación del Director Técnico.

4) La memoria descriptiva del tipo de centro y oferta asistencial.

5) El plano de distribución con mobiliario y equipamiento a escala (las instalaciones deben estar adaptadas a personas afectadas por minusvalías, según Decreto 39/1987, de 4 de junio sobre supresión de barreras arquitectónicas y Orden 15 de octubre de 1991) y  acreditando el cumplimiento de los requisitos de accesibilidad.

6) El certificado de colegiación.

 

La autorización se renovará transcurridos cinco años desde su concesión o desde su última renovación.

 

XV) REGISTRO PUBLICIDAD SANITARIA

El Registro de Publicidad Sanitaria es una unidad técnico administrativa donde se tramita la autorización de los mensajes publicitarios de los centros, servicios y establecimientos sanitarios de la Región de Murcia.

Se entiende por publicidad sanitaria, toda forma de comunicación sonora o audiovisual, efectuada por cualquier medio o soporte gráfico, realizada por personas físicas o jurídicas, dirigida a promover la contratación de actividades, productos o servicios prestados por centros, servicios y establecimientos sanitarios de la Región de Murcia, relacionada con la salud en cualquiera de sus aspectos.

Será requisito indispensable para obtener la autorización que el servicio o actividad esté desarrollado por un centro, establecimiento o servicio inscrito en el registro de recursos sanitarios regionales de la Consejería de Sanidad y Política Social, regulado en el Decreto nº 73/2004 del 2 de julio, o autorizado en los homólogos de otras Comunidades Autónomas o en la Administración del Estado.

Se está obligado a solicitar la autorización, cuando se realice publicidad sanitaria respecto a los centros, servicios y establecimientos sanitarios que se encuentren en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Los publi-reportajes precisan autorización de publicidad sanitaria.

La publicidad de centros, servicios y establecimientos sanitarios de otras Comunidades Autónomas que quieran publicitarse en algún medio de comunicación de la Región de Murcia se ajustarán a la normativa sobre publicidad sanitaria que rija en su comunidad, pero deberá hacer constar su número de autorización sanitaria de funcionamiento. La difusión de publicidad sanitaria sin la obtención de la preceptiva autorización administrativa, podrá dar lugar a las medidas administrativas y sanciones previstas en los artículos 16 y 17 del Decreto 41/2003, de 2 de mayo.

No se está obligado a solicitar la autorización:

  1. Cuando un anuncio se limite a reproducir el nombre del centro o del facultativo, dirección y teléfono, sin ningún otro contenido publicitario. Debe aparecer el número de colegiado del facultativo responsable así como el número de autorización sanitaria de funcionamiento.
  2. El logotipo de un centro, servicio y establecimiento sanitario, si no incluye mensaje publicitario.
  3. La publicidad sanitaria realizada de modo institucional por cualquier Administración Pública o por los colegios profesionales del ámbito sanitario.

A tenor de lo dispuesto en el artículo 6 del Decreto 41/2003, aquellas personas físicas o jurídicas interesadas en realizar publicidad sanitaria deberán solicitar autorización al menos, con tres meses de antelación a la fecha de emisión o lanzamiento del mensaje publicitario.

La solicitud deberá ir acompañada de los textos, imágenes y modelos por triplicado, especificando el medio o medios de difusión.

En la emisión de los mensajes publicitarios sujetos a autorización, deberá figurar el número de registro de publicidad sanitaria que se le asigne y el número de colegiación del profesional sanitario responsable de cada uno de los servicios anunciados.

Emitidos los informes correspondientes (es preceptivo el informe del Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia) y a propuesta de la Dirección General de Planificación, Ordenación Sanitaria y Farmacéutica e Investigación, el consejero/a de Sanidad y Política Social dictará la orden correspondiente en el plazo máximo de tres meses.

Las autorizaciones administrativas concedidas tendrán una validez de cinco años siempre y cuando no se produzcan modificaciones que supongan una alteración de su contenido.

En Murcia, a 14 de diciembre de 2018.

 María del Carmen Ortega López

 Asesora Jurídica COP REGION DE MURCIA

 


0
0
0
s2smodern
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y para monitorizar los hábitos de navegación de los usuarios con la finalidad de mejora de la página. Si desea más información sobre nuestra Política de Cookies pulse en Más Información. Usted presta su consentimiento si continúa navegando o pulsando en ACEPTO.
Más información ACEPTO